Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
San Elías el Joven, monje confesor
fecha: 17 de agosto
†: 903 - país: Grecia
canonización: culto local
hagiografía: Santi e Beati
Elogio: En Tesalónica, de Macedonia, muerte de san Elias el Joven, que fue monje según las reglas de los Padres Orientales, y después de haber sufrido mucho por parte de los sarracenos a causa de la fe, con una fortaleza de ánimo invencible llevó una vida rigurosa de oración y austeridad, tanto en Calabria como en Sicilia.

Su «Vita» fue escrita en seguida después de la muerte, por un monje anónimo griego, y por tanto resulta suficientemente atendible. Elías nació en Enna, hacia el 829, con el nombre de Juan, que cambió por Elías al hacerse monje. Fue un asceta greco-siciliano de vida aventurera, marcada por la rigidez propia del monaquismo ítalo-griego del Medioevo bizantino. La suya fue una vida itinerante, llena de aventuras, viajes a pie, fundaciones de monasterios, y milagros. Fue obligado a abandonar su ciudad de Enna (la antigua Henna), asediada por los sarracenos, quienes la conquistan en el 859; Elías cae en sus manos y es vendido como esclavo en África.

Liberado en seguida, se pone a predicar el Evangelio a riesgo de su propia vida. Obligado a huir, se refudió en Palestina, donde recibió el hábito monástico del patriarca de Jerusalén. Estuvo tres años en un monasterio del Sinaí, de donde pasó a Alejandría, después a Persia, a Antioquía, y finalmente a África. Después de que Siracusa cayó en manos de los árabes (878), Elías, que había retornado a Sicilia, fue a Palermo para volver a ver a su vieja madre; de allí pasó a Taormina, donde se asoció al monje Daniel, que se volvió compañero de sus peregrinaciones y émulo de su virtud.

Atravesado el Estrecho, fue a Calabria, donde hacia eel 880 fundó el monasterio de Salinas, cerca de Reggio Calabria, que luego tomó su nombre. Amenazado por las incursiones de los sarracenos, se vio obligado a alejarse, primero a Patrasso, en Grecia, y luego a Santa Cristina, en el Aspromonte. El infatigable monje fue de peregrino a Roma, y a su retorno fundó el monasterio de Aulinas (900-901), en el monte que tomó su nombre, en Palmi. La fama de su maravillosa actividad, predicación y de los numerosos milagros llegó incluso hasta Oriente, por lo que el emperador León VI el Filósofo (866-911) lo invitó a Constantinopla. Una vez más el ya anciano Elías se puso en viaje, pero no llegó a destino: llegado a tesalónica, la antigua Salónica, en Macedonia, se enfermó, y allí murió el 17 de agosto del 904.

Su cuerpo fue transportado por el fiel monje Daniel hasta Aulinas en Palmi, y según su deseo, fue enterrado en la iglesia del monasterio, que como ya se ha dicho, tomó su nombre, al cual dos siglos más tarde se unió el de san Filerete, otro monje greco-siciliano. Recibió culto público hasta fines del siglo XVIII, es decir, mientras estuvo en pie el edificio del monasterio, derribado en esa época. Una reliquia suya se venera en Galatro (Reggio Calabria), donde también existía un monasterio griego titulado con su nombre. Su nombre continúa unido al Monte san Elías, hoy meta turística muy frecuentada y sobre el cual se alza un oratorio en su honor.

Traducido para ETF de un artículo de Antonio Borrelli. Icono: los santos Elías y Filareto, titulares del monasterio mencionado en el texto.

fuente: Santi e Beati
accedido 1879 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_2910
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 3.231.220.225
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.30