Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
estoy registrado  |  ¿registrarme?
rápido, gratis y seguro
El Testigo Fiel
«Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003
Beata Catalina, virgen y reclusa
fecha: 27 de abril
n.: 1493 - †: 1565 - país: Montenegro
otras formas del nombre: Hosanna de Cattaro
canonización: Conf. Culto: Pio XI 21 dic 1927
hagiografía: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
Elogio: En Cattaro, población de Montenegro, beata Catalina, virgen, la cual, bautizada en la Iglesia ortodoxa, ingresó en la Orden de Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo asumiendo el nombre de Hosanna y vivió recluida a lo largo de cincuenta y un años, inmersa en la divina contemplación, e intercediendo por el pueblo cristiano durante el asedio de los turcos.

Catalina Cosie nació en Montenegro, en 1493. Sus padres eran ortodoxos disidentes. La niña pasó sus primeros años cuidando el ganado. Más tarde, sus padres le permitieron entrar al servicio de una señora católica de Cattaro, de la que se hizo querer mucho. Siete años después, se retiró a vivir como anacoreta, primero en una celda contigua a la iglesia de San Bartolomé y después en otra, contigua a la iglesia de San Pablo. Al hacerse terciaria de Santo Domingo, tomó el nombre de Hosanna en honor de la beata Hosanna Andreasi, que había muerto poco antes, en 1505.

Las jóvenes y las matronas acudían a visitarla para pedirle consejo y dirección. A sus oraciones se debe, según se cree piadosamente, que la ciudad no haya caído en manos de los turcos y otros invasores. La beata sufrió mucho, tanto por los ataques del diablo, como por las calumnias que se levantaron contra ella. Dios la colmó de dones sobrenaturales, como el de profecía. Después de una dolorosa enfermedad que duró dos meses y que la beata sobrellevó con ejemplar paciencia, fue a recibir el premio celestial el 27 de abril de 1565. Su culto fue confirmado en 1927.

Hemos tomado los datos de nuestro artículo del decreto de Acta Apostolicae Sedis, vol. XX (1928), pp. 39-42, Dicho decreto se basa en el testimonio de los autores antiguos. El principal de ellos es el P. Bazzi (1589), lo mismo que el P. Cerva (1738). Ambos autores dan testimonio de la santidad de vida de la beata y de la veneración que el pueblo empezó a profesarle desde su muerte.

fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI
accedida 1192 veces
ingreso o última modificación relevante: ant 2012
Estas biografías de santo son propiedad de El Testigo Fiel. Incluso cuando figura una fuente, esta ha sido tratada sólo como fuente, es decir que el sitio no copia completa y servilmente nada, sino que siempre se corrige y adapta. Por favor, al citar esta hagiografía, referirla con el nombre del sitio (El Testigo Fiel) y el siguiente enlace: https://www.eltestigofiel.com/index.php?idu=sn_1394
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Yahoo
Enviar por email
puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 34.236.190.216
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2019 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.20