Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Actualidad: Noticias:
Buscador simple (o avanzado)
El buscador «simple» permite buscar con rapidez una expresión entre los campos predefinidos de la base de datos. Por ejemplo, en la biblioteca será en título, autor e info, en el santoral en el nombre de santo, en el devocionario, en el título y el texto de la oración, etc. En cada caso, para saber en qué campos busca el buscador simple, basta con desplegar el buscador avanzado, y se mostrarán los campos predefinidos. Pero si quiere hacer una búsqueda simple debe cerrar ese panel que se despliega, porque al abrirlo pasa automáticamente al modo avanzado.

Además de elegir en qué campos buscar, hay una diferencia fundamental entre la búsqueda simple y la avanzada, que puede dar resultados completamente distintos: la búsqueda simple busca la expresión literal que se haya puesto en el cuadro, mientras que la búsqueda avanzada descompone la expresión y busca cada una de las palabras (de más de tres letras) que contenga. Por supuesto, esto retorna muchos más resultados que en la primera forma. Por ejemplo, si se busca en la misma base de datos la expresión "Iglesia católica" con el buscador simple, encontrará muchos menos resultados que si se lo busca en el avanzado, porque este último dirá todos los registros donde está la palabra Iglesia, más todos los registros donde está la palabra católica, juntos o separados.

Una forma de limitar los resultados es agregarle un signo + adelante de la palabra, por ejemplo "Iglesia +católica", eso significa que buscará los registros donde estén las dos palabras, aunque pueden estar en cualquier orden.
La búsqueda admite el uso de comillas normales para buscar palabras y expresiones literales.
La búsqueda no distingue mayúsculas y minúsculas, y no es sensible a los acentos (en el ejemplo: católica y Catolica dará los mismos resultados).

Las combonianas se vuelcan con los beduinos, las otras víctimas de la guerra en Gaza

26 de nov de 2023
La misionera española Expedita Pérez lamenta que han perdido el trabajo y son “encarcelados o apaleados” si se saltan los horarios de acceso a sus campamentos. “Algunas carreteras se han vuelto para uso exclusivo de los colonos y los beduinos se ven obligados a hacer doble camino en el desierto para comprar comida o medicinas”

Desde el ataque terrorista de Hamás a Israel, el 7 de octubre, y la contundente respuesta de Netanyahu contra Gaza, Tierra Santa se tiñe con la sangre de 1.500 víctimas israelíes y 13.000 palestinas. Solo se ve una luz en el acuerdo, anunciado este 22 de noviembre, de una tregua de cuatro días sin ataques y por el que la milicia gazatí liberará a 50 rehenes y Tel Aviv hará lo propio con 150 encarcelados.

A esa esperanza se agarra la comboniana española Expedita Pérez, que vive junto a su comunidad en Jerusalén. Pero no esconde a Vida Nueva su dolor: “Desde el 7 de octubre, la vida de todos, hebreos, musulmanes y cristianos, se ha convertido en la espera de un cambio, en un deseo de que todo lo que está ocurriendo no haya sido más que una pesadilla”.

Tiempo para escuchar y compartir

La religiosa canaria explica que, “durante las primeras tres semanas, las hermanas nos quedamos en casa, rezando incesantemente y en contacto con nuestra gente beduina”, una minoría palestina en cuyo acompañamiento encarnan buena parte de su misión”. Por consejo de sus responsables, “que nos invitaron a no exponernos”, aplazaron sus visitas “hasta el 6 de noviembre. Ya vamos cada día, teniendo mucho tiempo para escucharlos, compartir y, juntos, ver cómo vivir mejor este momento tan difícil para todos”.

Porque, como denuncia Pérez, “aunque la tragedia más fuerte y dramática se está viviendo en Gaza”, también sufren todos los habitantes de la región. Y, por supuesto, “muchos de los beduinos que trabajaban en Jerusalén o en los diferentes asentamientos… Ahora, todos se han quedado sin empleo, pues los empresarios se ven obligados a cerrar. Muy pocos han sido llamados nuevamente a su puesto y, cuando han vuelto, son vigilados por los soldados”.

Miedo y desconfianza

Mientras, “el miedo y la desconfianza recíproca han crecido desmesuradamente hacia los beduinos, a los que se les puso horarios para moverse y dentro de sus poblados. Cuando estos no han podido ser respetados, han sido encarcelados o apaleados. Algunas carreteras se han vuelto para uso exclusivo de los colonos y los beduinos se ven obligados a hacer doble camino en el desierto para poder salir a comprar comida o medicinas. Las mujeres no van ya a las ciudades palestinas para comprar. Lo hacen los hombres. En Jericó tienen que hacer colas de dos o tres horas para entrar, y lo mismo para salir”.

Sin trabajo, “las familias viven con lo mínimo y gracias a la solidaridad de la comunidad. Y, aun así, cuando vamos a visitarlos, el café, el té y un desayuno ligero se nos ofrece con mucha generosidad y dignidad”.

Mantienen abiertas sus guarderías

Además, “sus escuelas están cerradas desde el 7 de octubre por falta de seguridad para sus maestros y porque algunos no pueden salir de sus ciudades por los controles y bloqueos”. Eso sí, “menos los primeros cuatro días, nuestras cinco guarderías han estado abiertas todo el tiempo. Como nos dijo uno de los jefes beduinos, este gesto era para ellos como tener una vela encendida que les da mucha esperanza para seguir creyendo en un mundo mejor y más justo para todos”.

Aunque no es fácil… “Uno de los niños de la guardería, al despertarse, le pregunta cada día a su mamá: ‘¿Hoy tenemos guerra o guardería?’. Cuando viene aquí, es el niño feliz y vivaz que era antes del 7 de octubre”.

Seguir creyendo en el diálogo

Pero las combonianas no se rinden: “Les pedimos seguir creyendo en la paz, el diálogo y el perdón. No es fácil en esta realidad tan dura e injusta, pero no se deben dejar arrastrar por la violencia o la venganza”.

Algo en lo que acaban de tener un testimonio de esperanza: “Desde Israel, algunos amigos de los beduinos han venido a compartir con ellos su alegría por el nacimiento de un niño. Todos dejaron caer sus temores para volver al encuentro, a la amistad, al diálogo y a la esperanza de que estos puentes puedan volver a construirse”. Mientras, “nosotras caminamos con ellos y rezamos mucho”.

puedes agregar un comentario
nombre:
email (opt):
comentario:
Ip: 44.220.62.183
Copia este código antispam en el casillero:
© El Testigo Fiel - 2003-2024 - www.eltestigofiel.org - puede reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.34