Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
El Testigo Fiel
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
rápido, gratis y seguro
conservar sesión
  • Por sobre todo, los miembros registrados dan forma y sentido a este sitio, para que no sea solamente un portal de servicios sino una verdadera comunidad de formación, reflexión y amistad en la Fe.
  • Además tienes ventajas concretas en cuanto al funcionamiento:
    • Tienes reserva del nombre, de modo que ningún invitado puede quedarse con tu identidad.
    • En los foros, puedes variar diversas opciones de presentación (color de fondo, cantidad de mensajes por página, etc.), así como recibir mail avisándote cuando respondan a cuestiones de tu interés.
    • También puedes llevar un control sobre los mensajes que leíste y los que no, o marcarlos para releer.
    • Puedes utilizar todas las funciones de la Concordancia Bíblica on-line.
registrarme
«Mira que estoy a la puerta y llamo,
si alguno oye mi voz y me abre la puerta,
entraré en su casa y cenaré con él, y él conmigo...»
formación, reflexión y amistad en la fe, con una mirada católica ~ en línea desde el 20 de junio de 2003 ~
Lecturas de la misa
Viernes 7 de agosto: Año litúrgico 2019 ~ 2020

Tiempo Ordinario ~ Ciclo A ~ Año Par
Hoy celebramos:
Viernes, XVIII semana del Tiempo Ordinario, feria
o bien: San Cayetano, presbítero, memoria libre
o bien: San Sixto II, papa, y compañeros mártires, memoria libre
Las lecturas se toman de: Viernes, XVIII semana del Tiempo Ordinario
Na 2,1-3; 3,1-3.6-7: Ay de la ciudad sangrienta.
Lectura sálmica: Dt 32,35cd-36ab.39abcd.41: Yo doy la muerte y la vida.
Mt 16,24-28: ¿Qué podrá dar un hombre para recobrar su vida?
Na 2,1-3; 3,1-3.6-7: Ay de la ciudad sangrienta.
Mirad sobre los montes los pies del heraldo
que pregona la paz,
festeja tu fiesta, Judá;
cumple tus votos,
porque «Sin–provecho» no volverá a pasar por ti,
pues ha sido aniquilado.
Porque el Señor restaura la gloria de Jacob
y la gloria de Israel;
le habían desolado los salteadores,
habían destruido sus sarmientos.
Ay de la ciudad sangrienta,
toda ella mentirosa,
llena de crueldades,
insaciable de despojos.
¡Escuchad: látigos, estrépito de ruedas,
caballos al galope, carros rebotando,
jinetes al asalto, llamear de espadas,
relampagueo de lanzas,
muchos heridos, masas de cadáveres,
cadáveres sin fin, se tropieza en cadáveres.
Arrojaré basura sobre ti,
haré de ti un espectáculo vergonzoso.
Quien te vea, se apartará de ti, diciendo:
–Desolada está Nínive, ¿quién lo sentirá?,
¿dónde encontrar quien te consuele?
Lectura sálmica: Dt 32,35cd-36ab.39abcd.41: Yo doy la muerte y la vida.
El día de su perdición se acerca
y su suerte se apresura.
Porque el Señor defenderá a su pueblo
y tendrá compasión de sus siervos.

Pero ahora mirad: Yo, soy yo,
y no hay otro fuera de mí:
yo doy la muerte y la vida,
yo desgarro y yo curo.

Cuando afile el relámpago de mi espada
y tome en mi mano la justicia,
haré venganza del enemigo
y daré su paga al adversario.
Mt 16,24-28: ¿Qué podrá dar un hombre para recobrar su vida?
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga.
Si uno quiere salvar su vida, la perderá;
pero el que la pierda por mí, la encontrará.
¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si malogra su vida?
¿O qué podrá dar para recobrarla?
Porque el Hijo del Hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y entonces pagará a cada uno según su conducta.
Os aseguro que algunos de los aquí presentes no morirán sin antes haber visto llegar al Hijo del Hombre con majestad.
© El Testigo Fiel - 2003-2020 - todos los contenidos del portal pueden reproducirse libremente, mencionando la fuente.
Sitio realizado por Abel Della Costa - Versión de PHP: 7.2.32